Desde que decidí cambiar mi estilo de vida y ser minimalista, me he dado cuenta de que el minimalismo no es solo tener pocas cosas, esto va mas allá. Ademas de ayudarnos con las Finanzas, con el minimalismo podemos incorporar hábitos a nuestra vida; hábitos que nos permitirá seguir llevando una vida mas sencilla y los que definirán nuestros días. Es por esto que hoy quiero contarles cuales son esos hábitos minimalistas que he ido adquiriendo en estos últimos meses.

Hábitos Minimalistas

1- No comprar por impulso

Este ha sido un reto para mi, ya que casi toda mi vida (desde que empece a trabajar) he comprado por impulso, solo bastaba que me gustara algo para comprarlo. Al final, he terminado con un closet full de ropa, pero de la cual no toda me gusta o no toda la uso; pero que poco a poco lo voy a ir depurando hasta tener un verdadero Closet Minimalista.

Ahora, antes de comprar algo pienso si verdaderamente lo necesito y si me hace feliz tener ese objeto. Muchas veces me ha pasado que no se diferenciar si es una compra compulsiva o no; para esto lo que mejor me ha funcionado es esperar un tiempo, una semana mas o menos, si al cabo de esa semana aun sigo queriendo comprar ese objeto (ya sea ropa, accesorios o zapatos) entonces lo compro, pero la mayoría de las veces se me olvida y es allí donde me doy cuenta de que era una compra compulsiva.

Otro punto importante sobre este Hábito Minimalista, es que ya visito con menos frecuencia el Centro Comercial, antes podía pasar allí los viernes por la tarde o los sábados, solo para ver que me provocaba comprar, obvio esto no era amigable con mi finanzas, pero bueno en ese momento no estaba pensando en eso.

2- Saber decir que NO sin Culpa

Quizás muchas veces me sentí presionada sobre «el que dirán»; que dirán si no voy a tal sitio, que dirán si uso esto; y así muchas cosas mas que me llevaban a decir SI a ciertas cosas o invitaciones. Y es que unas de las cosas sobre ser minimalista es también liberarte de situaciones o de invitaciones toxicas que no aportan valor a tu vida.

Debemos aprender a decir que NO a situaciones o cosas que no conecten contigo o que simplemente no te gustan, de esta manera nos permitiremos decir que Si a otras oportunidades mucho mejores y con las cuales nos sentiremos felices.

Así que, aprendamos a decir que NO a todas aquellas cosas que no nos aporten valor, por ejemplo: si no quieres ir a una fiesta porque no te gusta o porque simplemente te quieres quedar ese día en casa descansando, no sintamos remordimiento por decir que No..

Imagen de Pixabay

3- Simplificar y Depurar

Simplificar: simplificar las tareas del día a día nos dará tiempo para realizar aquellas cosas para las cuales «no tenemos tiempo». Muchas veces no nos damos el tiempo para conectar con nosotros mismos, o quizás no queremos incomodarnos o salir de lo habitual, por ello debemos buscar la practicidad en las cosas, dejando de hacer las tareas que no nos corresponde o que no nos hacen feliz.

Depurar: una buena depuración es sana para el alma y para nuestro hogar, si es que sentimos que nos hemos llenado de cosas que no nos hacen feliz. No solo depurar los objetos materiales que no aportan felicidad, sino también depurar las emociones negativas, personas toxicas, conversaciones sin sentido, malos hábitos, en fin; todo aquello que no nos aporten valor a nuestra vida.

4- Mantenerse fiel a nuestras necesidades

Y es que pasa mucho que nos dejamos envolver por la publicidad y mercadeo de las tiendas, llegando a confundirnos sobre lo que realmente necesitamos y lo que queremos. Lo que realmente necesitamos para poder vivir es alimento, protección, descanso, paz mental y bienestar; la clave esta en saber diferenciar lo que queremos de lo que necesitamos, y no dejarnos engañar por publicidades que nos hacen creer que ese articulo que están vendiendo lo necesitamos y nos va a hacer mas feliz. Entonces, un buen hábito minimalista seria este, mantenernos fiel a nuestras reales necesidades, si ya tengo 5 pares de zapatillas, para que necesito otro mas?

5- Distinguir lo que usamos de lo que NO usamos

Y por ultimo en estos Hábitos Minimalistas, debemos saber que cosas usamos y que no. Hay que estar pendiente de todos los objetos que tenemos en nuestra casa y observar desde cuando los usamos? si realmente es necesario que ocupe ese espacio. Esto nos va a ayudar a depurar nuestros espacios ( lo vimos en el punto 3), lo mismo con nuestro closet; en general trato de revisarlo por lo menos cada dos meses, esto me permite ver que prendas uso mas que otras, para luego seguir depurando y dejar solo lo que realmente uso.

Bueno hasta aquí mi lista de Hábitos Minimalistas que he ido implementando en estos últimos meses, los hábitos se crean; es por esto que debemos ir poco a poco hasta que logremos los resultados que queremos, una vida mas sencilla, espacios limpios y sin desorden.

Actualización 09-01-2020

Hola a todos, ya que llevo tiempo aplicando el Minimalismo en mi vida, he decidido hacer una pequeña actualización con aquellos nuevos Hábitos que he logrado conseguir o los malos hábitos que he dejado a un lado.

6- Agradecimiento

Quizás pienses «bueno pero esto no es un habito» y la verdad es que, cuantas veces nos detenemos en nuestro día a pensar en todo lo bueno que tenemos? Te dejo un pequeño resumen de las cosas a las que debemos dar gracias: tener un techo para dormir ( no todo el mundo tiene ese privilegio), tomar un buen desayuno, tener ropa limpia y seca, una buena cama donde dormir, poder bañarse con agua limpia y caliente, poder cobijarse cuando hay frio…. En fin, dar gracias por esas pequeñas cosas que diariamente tenemos y que pasan por desapercibidas.

Dar Gracias es muy importante, te propongo un ejercicio que yo voy a empezar a realizar a partir de hoy 09-01-2020, anota en una hoja todas las cosas buenas que te pasen y de las cuales estés agradecido/a…. Cuando se sientan abrumados, hay que estar claro que no siempre todas las cosas nos salen bien, toma esa lista y lee todo lo que escribiste… Te sentirás mejor…

7- Preocuparse vale la pena?

Aquí la pregunta seria, preocuparse es útil? a que me ayuda? si crees que tu preocupación si vale la pena; entonces asegurate de resolver ese problema lo mas pronto… O sea, actuar para que esa preocupación se vaya.

Si por el contrario piensas que no vale la pena preocuparse; entonces debes soltar esa preocupación… Como se hace? siendo conscientes al saber que no tenemos el control de «X» o «Y» problema. No podemos controlar todo, ni las personas ni las situaciones. Ademas, no podemos controlar el futuro. Cuantas noches hemos estado sin poder dormir pensando en aquello que NO podemos resolver y que ademas aun no ha pasado…. Dejar soltar es un habito minimalista, así como nos desprendemos de nuestros objetos materiales, lo debemos hacer con las preocupaciones que no tienen solución..

Un Saludo con Cariño..

MDJ

Categorías: Minimalismo

7 commentarios

Miriam · septiembre 20, 2019 a las 2:20 pm

Excelente post! Cierto que el minimalismo no solo se extiende a las cosas materiales, sino también al nivel social y espiritual. Sobre todo el punto sobre «decir NO» vibra conmigo… en los últimos meses, he tenido que aprender a decir no a ciertas invitaciones.

    Maria de jesus · septiembre 20, 2019 a las 2:41 pm

    Hola Miriam, asi es. Es cuestion de eliminar todo lo que NO aporte valor a nuestra vida..

    Saludos,

Fiorella · octubre 7, 2019 a las 7:03 pm

Fua que dificil… pero que sano depurar lo que no suma en nuestra vida. No comprar por impulso me lo guardo como meta 2020!

Carolina · octubre 8, 2019 a las 1:19 am

Hola Mari! Me parece muy interesante el artículo. Primero porque no estoy nada informada sobre minimalismo en general. Segundo por los planteos interesantes porque mis ganas de viajar todo el tiempo a reducido mi necesidad consumista. Así que aplicar el punto 2 me re sirve. Los otros viviendo en apartamento chico son re útiles también

    Maria de jesus · octubre 8, 2019 a las 11:53 am

    Hola Caro..

    Me pasa igual, mis ganas de viajar y recorrer el mundo son mas fuertes que mi necesidad consumista..

    Saludos..

      Adri · octubre 9, 2019 a las 8:49 am

      Hola! Soy fiel lectora de tu blog, me encantan tus posts sobre minimalismo.

      Es un estilo de vida que me encanta y del que poco a poco voy aprendiendo, a mi también me a costado mucho lo de dejar las compras compulsivas, como cuesta! Ahorita tengo unas ganas enormes de irme a comprar ropa para el invierno pero me retengo porque toda la que tengo del año pasado está en perfecto estado, cuesta mucho, es como una adicción jaja pero ahí vamos paso a paso por una vida minimalista ❤

        Maria de jesus · octubre 9, 2019 a las 12:11 pm

        Hola Adriana

        Si, es super dificil dejar el consumismo, pero como dices tu, vamos paso a paso..

        Saludos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.