Ordenar y depurar es increíble, te llena de una sensación de paz y tranquilidad que no cambiaría por nada. Soy de esas personas que les gusta ordenar, recuerdo que cuando estaba en la Universidad; siempre que terminaba un Semestre y pasaba al siguiente, ordenada todos los cuadernos que había usado y botaba lo que ya no iba a necesitar; era una manera de empezar un nuevo ciclo. Claro, ordenar cajones, el armario, el baño o la cocina puede resultar súper fácil, pero que pasa cuando nos encontramos con algún objeto con valor sentimental? Y se nos viene a la mente todos esos buenos o malos recuerdos que nos trae y nos cuesta dejar ir ese objeto..

Esto es algo con lo que nos encontramos cuando empezamos a ordenar nuestro hogar o nuestras pertenencias, porque queremos de una manera u otra llevar una vida mas ligera. Pero al llegar a cosas que tienen valor sentimental es como que si automáticamente nos pusieran un freno. No es fácil, y mas aun cuando llevamos toda nuestra vida conservando apegos emocionales. No quiero decir que guardar cosas de valor sentimental este mal, se pueden guardar, pero cuando nos aferramos a ellas y tenemos tantas en nuestras casa; es como si tuviéramos un peso encima; que no nos dejar avanzar para dejar entrar cosas nuevas.

Mi papa murió hace casi 11 años, estábamos en otra ciudad para el bautizo de una sobrina y sufrió un infarto. Cuando volvimos a casa, lo primero que hicimos fue donar toda su ropa; sin embargo quedaron algunas cosas de él en casa. Toda su colección de música estaba allí; no había manera de sacarla de casa. Si alguno ha tenido la experiencia de perder a uno de sus padres o un familiar muy cercano sabe lo difícil que es dejar ir las cosas de esa persona.

Luego me di cuenta de que mi papa no era su colección de música, o sus libros, o sus pertenencias. Siempre lo recordaría, aunque no viera ni escuchara nada su música; es mas, ni aunque nunca mas viera una foto. Los recuerdos siempre estarán, y permanecerán en nuestros corazones y en nuestra memoria; no en un libro, foto, escultura, u otros objetos.

Sabemos entonces que no es fácil dejar objetos con valor sentimental, es por esto que Marie Kondo en un proceso de organización; los deja de ultimo. Porque reconoce que es lo mas doloroso y lo que mas cuesta. Si tu, como muchas personas se están preguntando; si es tan doloroso dejar ir objetos con valor sentimental, ¿entonces porque lo tengo que hacer?



Particularmente pienso que, dejar ir es un proceso liberador. Te quitas esa carga emocional que llevas contigo, ademas de que tendrás mucho mas espacio en tu casa. También, los objetos que quieras conservar; ocuparan un lugar mucho mas importante en tu vida y en tu hogar, los apreciaras mas y te ayudará a sentir alivio y menos peso. Es que dejar ir objetos es como una terapia, para soltar parte del pasado.

El Minimalista Joshua Fields Millburn; en un proceso de dejar ir, se dio cuenta de varias cosas. Te lo quiero compartir aquí; porque es de gran ayuda si necesitas o quieres soltar algún objeto.

  1. Yo no soy mis cosas; Somos más que nuestras posesiones.
  2. Nuestros recuerdos están dentro de nosotros, no dentro de nuestras cosas.
  3. Aferrarse a las cosas nos aprisiona; dejar ir es liberador.
  4. Puede tomar fotos de los elementos que desea recordar.
  5. Se pueden escanear fotografías antiguas.
  6. Un artículo que es sentimental para nosotros puede ser útil para otra persona.



Consejos para dejar ir objetos con valor sentimental

La verdad es que yo a veces no me pienso mucho las cosas; si veo que no tengo espacio lo pienso unos días y listo, dejo ir lo que no necesito. Aunque, debo confesar que aun mantengo mi vieja billetera que usaba en Venezuela; si es tu primera vez aquí en el blog, te cuento que tengo 5 años viviendo en Chile y soy Venezolana.Y es que a esa billetera le guardo cariño, me recuerda la vida que llevaba en Venezuela; allí tengo guardadas algunas cosas de mi antiguo trabajo allá y hasta el carnet para entrar a mi universidad. Pero como no ocupa espacio; no ha sido tema para mi.

Joshua Fields Millburn, autor del blog theminimalists.com, tiende a dar solo dos consejos al momento de dejar ir objetos con valor sentimental:

1- paso de gigante, ir a lo grande y tirar todo, por ejemplo, deshacerse de todo, aplastar el televisor, tirar todas las cosas, arrancarte la curita de golpe. Esta opción no es para todos.

2- pasos de bebé, y funciona porque tomas medidas que te llevan a la acción. Míralo de esta manera: ¿de qué cosa con valor sentimental puedes deshacerte hoy que ya hace tiempo que te querrías haber deshecho? Empezando por aquí. A continuación, elije una o dos cosas por semana y aumenta gradualmente los esfuerzos como te sea más cómodo.

Como vemos, una es súper drástica y la otras es mas aceptable, ya depende de cada persona usar la que mas se ajustas. Pero, a parte de estos dos consejos, te quiero dejar algunos mas que me han funcionado a mi.



3- Las fotos y todo lo que este en papel lo puedes escanear y guardarlo digitalmente. Es una manera de tener todo mas seguro, libre de polvo y de que le caiga agua y se dañen.

4- Guarda lo que este en buen estado, revisa el estado de los elementos que quieras guardar, si esta en mal estado deberías dejarlo ir. No vale la pena guardar cosas que estén rotas o que ya no cumplen una función. Ademas no tiene sentido guardar un recuerdo sobre un objeto que este en mal estado.

5- Dar un lugar a todo. No se trata de tener un cajón llenos de objetos de recuerdo, sino de tenerlos ubicados en un solo lugar y que ese lugar no ocupe mucho espacio.

Para terminar, porque de este tema se puede hablar y hablar por horas; les comparto un parrafo de un blog que me gusta mucho, la vida minimal:

Has vivido muchas cosas: experiencias irrepetibles, relaciones entrañables, momentos épicos. Historias que te acompañan y forman parte de lo que eres. Tu pasado es valioso, pero su valor vive dentro de ti, no en las objetos que guardas. No conviertas el pasado en una carga física. Soltar no es olvidar. Haz espacio para que lleguen cosas nuevas: nuevas experiencias, nuevas relaciones, nuevos momentos. Dale espacio a la vida para que fluya sin estorbos. Vive libre y ligero. Por que al final, las mejores cosas de la vida no son cosas




Categorías: Minimalismo

2 comentarios

Martha Quintero · 26/07/2020 a las 2:56 PM

Todo lo he hecho y me ha funcionado, mis padres fallecieron y los recuerdo día a día como las personas positivas q eran y còmo a ellos les gustaría q yo actuara

    Maria de jesus · 28/07/2020 a las 8:24 PM

    Hola martha…

    Asi es, los recuerdos siempre estarán en nuestro corazón y memoria..

    Saludos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.